fbpx

Reglas. Están por todos lados. En el centro comercial, en el trabajo, en la carretera… Unos las cumplen y otros afirman orgullosos que están para romperlas. Ahora bien, ¿te has planteado alguna vez si existen reglas en la playa? Sea cual sea tu respuesta, a continuación te presento una serie de acciones que no deberías hacer en las playas de Almería y por qué. Es más, llamémoslos “consejos” y no “reglas”.

1.- No deberías sacar las estrellas del mar del agua o molestarlas.

Imagínate esto: es verano, estás tumbado en la cama, con el teléfono en la mano y una pierna encima de la otra. Vas deslizando tu dedo por la pantalla, de abajo a arriba, viendo las fotos de Instagram cuando, de repente, algo llama tu atención: alguien posando en la playa con una estrella de mar en la mano.

Te preguntarás: “Bueno, ¿y qué tiene de malo?”.

Pues aquí va la explicación: las estrellas de mar tienen su cuerpo recubierto de branquias dermales cuya función es el intercambio de gases. Es decir, a través de estas “pápulas” ellas consiguen el oxígeno para su proceso de respiración.

Si las estrellas son sacadas del mar, ya no captan el oxígeno y no pueden realizar la simple función de respirar, “ahogándose” así con el dióxido de carbono del aire y muriendo, en un corto periodo de tiempo, asfixiadas.

Te lo voy a explicar con un ejemplo muy sencillo: pensemos en los humanos, en nosotros mismos. Necesitamos el oxígeno del aire para respirar, para vivir. Si nos metieramos durante cinco minutos bajo el agua, sin dar esa gran bocanada de aire anteriormente que tanto necesitaríamos, nuestros pulmones acabarían llenándose de agua y perderíamos la vida de una manera trágica. 

Pues en las estrellas de mar ocurre lo contrario, aunque el efecto es exactamente el mismo: la asfixia.

Con la llegada del verano es muy común ver este tipo de fotografías llenando las redes sociales. Lo más seguro es que las personas que lo hagan no tengan conocimientos acerca de los problemas que suponen para las estrellas de mar, y piensen que por unos pocos minutos no les ocurrirá nada.

Si has sido uno de estos y lo has hecho anteriormente, no te preocupes. ¡Acabas de aprender algo nuevo!

Ahora podrás compartir tus conocimientos con el resto; tal vez así conseguiremos “correr la voz” y evitaremos que estas prácticas sigan llevándose a cabo.

¡Cuidemos de nuestro entorno y admirémoslo de una manera segura!

estrella de mar en una roca debajo del agua

2.- No deberías colgarte de la duna fosilizada de Los Escullos.

Dentro del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar se encuentra, posiblemente, la duna fosilizada más famosa del litoral almeriense.

¿Y qué es una duna?

Una duna (fosilizada) es un conjunto de partículas esféricas de carbonato de calcio que cubren granos de arena en varias capas, tienen un color blanquecino, se hallan “cementadas” y fueron sacadas del mar por el viento durante un mínimo de cien mil años.

Tras esta pequeña explicación, queda claro que hablamos de un montón de arena petrificada y no de un trozo de roca con una forma peculiar.

Es por esto mismo que no deberías subirte, colgarte o tumbarte en la duna fosilizada de Los Escullos. 

Hablamos de un fenómeno creado por la naturaleza que ha necesitado cien siglos para formarse de esta manera. ¿No sería una pena que destruyéramos algo así sólo por una fotografía para las redes sociales? 

Enfatizo que asociaciones como Asociación Acción por Almería han reclamado ya en varias ocasiones a la Junta de Andalucía medidas de protección para esta duna. ¡Y es totalmente normal! 

A parte de la gran pena que supone destrozar un elemento tan famoso de las playas de Cabo de Gata, no somos conscientes del peligro al que nos exponemos: seguimos hablando de un puñado de arena cementada. Esto quiere decir que su dureza y resistencia no es la misma que la de una piedra o roca cualquiera; en el momento menos esperado se puede partir y los daños serán irreversibles. 

Como se suele decir: mejor prevenir que curar. ¿O no?

duna fosilizada en playa de Los Escullos en Almería

3.- No deberías apilar piedras para formar una torre

Las modas, como todos sabemos, son pasajeras: se van tan rápido como han llegado. Por desgracia, no ocurre lo mismo para la tendencia de hacer montículos de piedras, sobre todo en las playas de Almería.

Esta práctica se está convirtiendo en costumbre y, al igual que sacar las estrellas fuera del mar o subirse a la duna fosilizada de Los Escullos, las consecuencias en el entorno suponen una amenaza para su estabilidad.

La razón se encuentra en que estos movimientos, que no son gracias a la Madre Naturaleza, generan procesos erosivos que acaban modificando la vegetación y fauna del ecosistema.

Varias plantas, insectos y animales quedan totalmente desprotegidos tras haber perdido sus “hogares” y muchos de ellos no conseguirán sobrevivir ni adaptarse al nuevo entorno modificado repentinamente.

Como bien ha explicado la ambientóloga ibicenca Marià Marí:

Una piedra desempeña funciones como las de retener humedad y favorecer el arraigo de una planta. Son el único hábitat para que determinados organismos puedan subsistir y la moda de los montones se ha vuelto masiva, provocando un efecto erosivo muy importante que rompe el equilibrio en este espacio natural.

apilamiento de rocas en cala de San Pedro en Almería

4.- No deberías recoger las conchas de la playa

Muy ligado a la práctica de apilar las piedras en forma de torre, se encuentra la de recoger conchas en la playa.

Todos lo hemos hecho alguna vez, no hay que mentir. Sea para tener un recuerdo específico de una playa bonita que hemos visitado, o simplemente porque hemos visto alguna en la arena y nos ha gustado mucho.

¡Existen infinidad de tipos de conchas en el litoral almeriense! De diferentes tamaños, colores y formas. Pero recordemos que, por más que nos atraigan y nos llamen la atención, siguen sin ser nuestras.

Cada una, por muy pequeña que sea, cumple con un rol dentro de su pequeño mundo. Al igual que no vamos por la calle y recogemos un árbol bonito que vemos decorando una acera, no deberíamos hacerlo con las conchas de la playa.

Es una acción de lo más inocente pero incluso esta tiene sus efectos a largo plazo: aumenta la erosión de la zona (ya que el terreno queda expuesto y sin nada que lo cubra); los microorganismos sufren cambios en la alimentación (es decir, tendrán que adaptarse a otra fuente de alimentos ya que las conchas no están); se reducen la presencia de especies marinas y plantas…

En pocas palabras, se altera todo un ecosistema. 

colección de conchas marinas

5.- No deberías hacer snorkel en cualquier lugar. 

Somos más de uno los que esperamos con ansias la llegada del verano. Ya sea para sumergirnos en el mar, estar sentados tranquilamente en un flotador con forma de donut o bien para usar esas gafas con tubo que llevamos guardando un año en algún cajón olvidado en nuestro cuarto.

Y es que el snorkeling, o “hacer snorkel”, se trata básicamente de eso: con un equipamiento tan mínimo como unas gafas y un tubo unido a estas, poder admirar desde la superficie del agua todo lo que se encuentra bajo nuestros pies. ¿Y qué mejores sitios que las playas paradisíacas de Almería?

Cabe destacar que el mundo marino es todo un universo, y como todo universo que se respeta, este cuenta con sus reglas.

Existen varias playas en Almería en las que llevar a cabo este tipo de práctica está prohibido, ya que se tratan de zonas protegidas.

De todas maneras, existen muchas otras en las que poder hacer snorkel sin ningún tipo de problema. La playa de El Corralete, la playa de La Calilla y las calas Higuera y del Embarcadero son algunas de entre el montón que hay.

Eso sí, antes de practicar snorkeling debes tener en cuenta unos cuantos consejos. Como evitar tocar lo que veas (corales, estrellas de mar, erizos…), recuerda que si estás buceando lo haces para admirar la belleza del mundo marino y no para molestar a otras especies.

No es recomendable salirse de las zonas delimitadas que suelen estar marcadas por boyas, al igual que si estamos en barco no deberíamos alejarnos mucho de este, ya que pondríamos en peligro nuestra propia seguridad. No debes olvidar tampoco ir acompañado, esto hará que la actividad sea más segura ¡y más divertida!

pareja haciendo snorkeling cogidos de la mano

6.- No debes reintroducir especies en el mar si las ves varadas en la orilla

No es muy común que un delfín esté en la arena tomando el sol en vez de estar dentro del agua nadando, ¿no? Con esto quiero decir que, si alguna vez ves algo parecido (un delfín o cualquier otra especie marina en la orilla y no justamente “tomando el sol”) entonces es por algo. 

Aunque tu instinto de buen samaritano te susurre al oído que lo más normal es que esa criatura deba encontrarse en el agua y que tal vez necesite un empujón para llegar a ella, lo mejor es hacerle caso a la razón y pensar lo siguiente: “¿Pero qué hace un delfín fuera del mar?”

Sin importar en la playa de Almería en la que te encuentres, lo que mejor que podrá hacer en estos casos es llamar a los números de emergencia (091 o 112) y a la Asociación Equinac.

¡Así la pobre criatura será atendida por profesionales y recibirá la ayuda necesaria de inmediato!

delfines saltando en una pequeña ola

7.- No tirar basura

Esta debería considerarse La Regla de Oro, la Regla de entre todas las reglas. Dejando a un lado la poca educación que muestra el arrojar basura en cualquier sitio que no sea una papelera (en la naturaleza, en la calle, fuera de una ventana del coche…), hay que ser conscientes del impacto negativo sobre el entorno que se genera.

La basura tardará cientos de años, incluso mil si hablamos de plástico, en descomponerse; provocará la muerte de muchos animales marinos si la ingieren o incluso un incendio por tan solo el reflejo de los rayos de sol en un trozo de vidrio. 

Si has hecho una excursión hasta la playa y el papel de aluminio de tu bocadillo y tu botella de plástico de agua ya estaban dentro de tu mochila, ¿por qué no pueden volver contigo a casa y ser arrojadas a un contenedor de basura?

Te encuentres o no en las playas de Almería, debes ser consciente de que no deberías tirar basura.

Cuidemos de nuestro entorno y valorémoslo, es el único que tenemos 🙂

mano recogiendo una botella de plástico del suelo de la playa
Show CommentsClose Comments

Leave a comment

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.