fbpx

Hay quienes consideran que no es posible disfrutar de lo mejor de la cocina urcitana si se desea disfrutar de una alimentación sana. Pero nada más lejos de la realidad. En su mayoría, los ingredientes presentes en los platos regionales también forman parte de la dieta mediterránea.

Ahora bien, tal vez te preguntes: “¿Puede considerarse saludable la gastronomía de Almería, con sus carbohidratos y grasas?” Para responder a esta interrogante, primero tenemos que entender qué implica comer sano en verdad.

En qué consiste realmente la alimentación saludable:

Hay quienes piensan que los ingredientes de una dieta sana se limitan a carne blanca, ensaladas, frutas y verduras. Pero esta es solo una parte de la lista de productos recomendados. Una alimentación balanceada también debe incluir suficientes grasas no saturadas, hidratos de carbono y proteínas.

Otros comestibles que forman parte de la dieta mediterránea y, por lo tanto, se pueden comer en mayor o menor cantidad son los cortes magros de carne de res, los granos enteros, legumbres y frutos secos y el aceite de oliva. Además de elegir los ingredientes correctos, es importante combinar las materias primas en las proporciones óptimas, de acuerdo a lo indicado en la rueda de alimentación. Y también es esencial recurrir a métodos adecuados para cocinar los alimentos, como asarlos, hervirlos o cocinarlos a la plancha.

Productos de Almería

¿Se puede considerar saludable la cocina almeriense?

Las cocinas tradicionales de Almería y de otros territorios en la cuenca mediterránea han servido de inspiración para la elaboración de la dieta que lleva el mismo nombre. Todos los ingredientes que forman parte de este régimen se encuentran en territorio almeriense, como aceite de oliva, verduras y pescados.

Utilizar elementos de la dieta mediterránea en Almería no solo es saludable para tu organismo, sino también para el medio ambiente. Al optar por materias primas que se producen y venden en esta misma región, realizas una contribución significativa a reducir la huella de carbono.

Existen muchas comidas típicas de nuestra provincia que cumplen los requisitos para ser considerados como alimentos saludables. Tal es el caso del picadillo de calabaza con boquerones, el potaje de acelgas esparragás y el puchero de Almería. Incluso las migas son una alternativa factible si no se consumen con demasiada frecuencia.

Por otro lado, hay platos tradicionales que se pueden convertir en una opción adecuada con solo efectuar unas cuantas modificaciones. Por ejemplo, puedes reducir la cantidad de chorizo en los caldos o reemplazar la carne de cerdo convencional por la de cerdo ibérico. Y con el fin de disfrutar de una alimentación más balanceada, puedes acompañar con hortalizas y verduras cualquier porción de carne, aunque estas no formen parte de la receta original.

En conclusión, no tienes que renunciar a lo mejor de la gastronomía de Almería para mejorar tu alimentación. ¿Deseas recibir más recomendaciones que te permitan adoptar hábitos saludables? Entonces, entra al sitio Nature-Tricks.com, donde también encontrarás información sobre productos naturales que te ayudarán a disfrutar de una mejor calidad de vida.

5/5 - (1 voto)
Ver o dejar comentariosCerrar comentarios

Deja un comentario

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.