fbpx

Los asuntos de Consumo, por su escasa cuantía y la pereza que nos da reclamar, suelen caer en el cajón del olvido. Si un profesional o establecimiento nos hace una pifia, nos encogemos de hombros y miramos para otra parte. Pero se pueden hacer cosas. Y si las hacemos ayudaremos a evitar que le ocurran a otras personas. En esta entrada vemos los pasos a dar cuando tienes que reclamar en Almería.

Un ejemplo de reclamación

Supongamos que quieres reformar la cocina de tu casa y que pides presupuesto a un par de empresas de reformas. Resulta que, como andas justo de pasta optas por la opción más barata. Y la obra comienza con un primer anticipo a cuenta por tu parte. 

Sin embargo, al cabo de un mes, la obra parece no avanzar y no estás contento con la calidad del trabajo realizado hasta el momento. ¿Qué puedes hacer?

Obviamente, encogerse de hombros no es la solución ya que la obra está a medias. Además, para acabarla, la empresa de reformas te pide que le pagues más dinero. Este es el segundo pago a cuenta de los materiales que hay que comprar para continuar y no sabes qué hacer.

Cómo se reclama en España

En España, la Constitución manda a los poderes públicos proteger con procedimientos eficaces nuestra seguridad y salud y nuestros legítimos intereses económicos. Esto en la práctica se llevó a cabo en los años 1980 transfiriendo a las Comunidades autónomas y Ayuntamientos las competencias sobre comercio y defensa de los consumidores en su territorio. 

Las primeras crean normas que afectan a comercios y consumidores. En Comunidades grandes como Andalucía, se han creado también Servicios Provinciales de Consumo. Y los ayuntamientos atienden las reclamaciones de los comercios del municipio. ¿Cómo lo hacen?

Hay básicamente dos instituciones públicas donde reclamar, también en Almería, como vamos a ver. Ambas forman parte de lo que se conoce como Servicios de Consumo.

OMIC

La primera son las Oficinas de Información al Consumidor (OMIC), organismos públicos que dependen de los ayuntamientos. Su misión es asesorar, informar y formar a los usuarios del municipio sobre temas que les afectan, de forma gratuita. Y también recoger reclamaciones de estos, pedir aclaraciones al comercio reclamado y mediar entre las partes para que esta se resuelva. Es a las OMIC donde llegan las hojas de reclamaciones que rellenamos en cualquier establecimiento obligado a disponer de ellas (prácticamente todos).

El principal problema de las OMIC es que son lentas y no siempre resuelven nuestros problemas si hay una reclamación económica de por medio. Sí es cierto que si hay un incumplimiento administrativo por parte del establecimiento le pueden abrir un expediente informativo, que puede terminar en sanción. Pero 

Arbitraje de Consumo

Hay un segundo organismo más indicado para reclamaciones económicas. Se llama Sistema Arbitral de Consumo y consiste en rellenar un formulario similar a la hoja de reclamaciones con lo sucedido, nuestra pretensión y los datos nuestros y del establecimiento o profesional reclamado. 

Si la parte reclamada acepta, se celebra una vista en menos de 3 meses en la que tres expertos de consumo de la localidad o provincia deliberan sobre lo sucedido. Uno de ellos es presidente/a del colegio arbitral y escucha lo que tengan que decir los representantes del comercio y del consumidor. Incluso se puede pedir un peritaje para dirimir, en el caso de nuestra reforma en Almería, si el trabajo está bien o mal hecho.

Al final se emite una decisión en equidad (no en Derecho), dando la razón a quien a juicio de los tres árbitros la tenga. Esta decisión se llama laudo arbitral y tiene la misma fuerza que una sentencia judicial. Pero una vez dictada, cierra el recurso a tribunales.

Tribunales de Justicia

La tercera opción son los juzgados de Almería. Si la reclamación es importante y el reclamado no quiere someterse al arbitraje de consumo, solo nos quedaría esta opción. Para cuantías importantes es la opción más interesante, aunque habrá que armarse de paciencia.

reclamación de consumidores en Almería

Reclamaciones en Almería

En Almería existen OMIC solo en algunas localidades. De hecho, en Almería capital no hay OMIC. Todas ellas se coordinan con el Servicio Provincial de Almería de la Junta de Andalucía.

Si tienes una reclamación de consumo en Almería tienes dos opciones para resolverla. Puedes pedir ayuda a una asociación de consumidores que te asesorará. Pero no olvides que son privadas por lo que te pedirán pagar la cuota de asociado. Alternativamente, puedes informarte en el Servicio Provincial de Consumo de Almería, que está en la Carretera de Ronda, 101.

Y recuerda que estos organismos te defienden siempre que se trate de una relación de consumo. Es decir entre el usuario y un profesional, establecimiento o empresa. Pero no intervienen en asuntos entre particulares como alquileres de vivienda o compraventas en webs y apps de clasificados.

5/5 - (2 votos)
Ver o dejar comentariosCerrar comentarios

Deja un comentario

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.