fbpx
Platos Tradicionales Almerienses
Gastronomía

¿Conocías estos 8 platos tradicionales almerienses?

La gastronomía siempre ha sido un elemento clave dentro de la cultura de un lugar, ya que la cocina popular dice mucho del carácter de la sociedad o de la comunidad de ese sitio.

Hay quienes viajan a otros países exclusivamente por la fama de su gastronomía. Sin embargo hay ciertos lugares que la comida autóctona bien es preferible dejarla a un lado. Por suerte, esto no ocurre con la cocina almeriense, si bien mucho a evolucionado y cambiado en los últimos años con la llegada de nuevos tipos de restauración y técnicas culinarias, aún los platos tradicionales siguen siendo platos estrella.

Aquí te dejamos algunos de los platos tradicionales almerienses, que quizás ni siquiera los has probado aún.

 

1. Gurullos con conejo y caracoles

¿Qué es eso de los gurullos? Pues se trata de una pasta que tradicionalmente era elaborada a mano por nuestras madres y especialmente, por nuestras abuelas. Consisten en unos pequeños granos de un centímetro aproximadamente fabricados a partir de trigo, agua y azafrán. En la actualidad los gurullos se pueden comprar en paquetes en el supermercado. Es un plato de olla muy tradicional cocinado principalmente en invierno para calentar el estómago. El más clásico lleva conejo, liebre o perdiz y caracoles ya que también antiguamente este guiso se preparaba en época de caza. Por otro lado, hay quien este plato lo hace con otro tipo de carne como costillas de cerdo o pollo e incluso con bacalao o jibia. ¿Cuál prefieres probar?

 

2. Caldo quemao almeriense

Que no, que no sabe ha quemado, que está muy rico, en serio. Se llama así para distinguirlo del caldo de pimentón, otro plato típico almeriense muy parecido. El caldo quemao lleva un sofrito de cebolla y tomate junto con un majao de ajo y pimiento seco previamente fritos también, mientras que el caldo de pimentón lleva casi los mismos ingredientes pero se cocina en crudo. Ambos platos llevan pescado como jureles, rayas, sardinas o boquerones y ambos son utilizados con o sin el pescado, según el paladar de cada uno, pero especialmente el caldo quemado, para acompañar a las populares gachas de harina de maíz llamadas también gachas de panizo. Ambos platos, así como las gachas son platos típicos de periodos de pobreza y de barrios de pescadores como el de La Chanca o el de Pescadería, ya que son platos muy humildes y sencillos.

 

3. Arroz caldúo

Es un plato de arroz, pero a nuestro estilo. Básicamente a diferencia de otros arroces y paellas típicas de la costa mediterránea, es un arroz que ha de quedar caldoso. El arroz caldúo, generalmente es mixto, es decir, combina carne y pescado o marisco. Aunque dependiendo de las preferencias de cada uno, también el clásico arroz con conejo y caracoles, o solo con pescado hay quien lo hace en esta versión caldosa.

Arroz calduo

4. Hinojos

Los hinojos en sí, es una hierba aromática que se puede encontrar en estado silvestre por casi toda la costa mediterránea o en su versión más moderna, cultivados para usar en cocina. En la cocina almeriense, la parte que se aprovecha son las hojas, no el bulbo. En Almería, llamamos hinojos al plato de olla caliente que podría parecerse a un cocido pero sin grasa animal. Sus ingredientes principales y más tradicionales son: las judía blancas, los hinojos tiernos y frescos, las habas, las patatas, el arroz y el aceite para darle ese toque graso característicos de las comidas de olla. El uso de los hinojos en Almería está muy extendido por toda la provincia y esta planta es usada también a veces en los cocidos tradicionales, en la olla de trigo y en diferentes tipos de olla.

 

5. Marraná de pulpo

Este es un plato super sencillo originario también de los barrios almerienses de pescadores. Básicamente lleva pulpo, cebolla, tomate, ajos, pimienta negra, laurel, vino blanco, aceite y sal. Se pone todo en una cazuela bien cubierto de vino y se deja cocer a fuego muy lento hasta el pulpo esté bien tierno. Este plato tradicional, en la última década fue lanzado como tapa en los bares. Así que si quieres probarlo, en algunos bares de la capital, sobre todo en los más castizos, podrás encontrarlo.

 

6. Pipirrana almeriense

La pipirrana almeriense es un tipo de ensalada que ha ido variando bastante a lo largo de su historia. La más tradicional lleva bacalao, con tomates y pimientos secos. Secar estas hortalizas en ristras colgadas en las ventanas y patios almerienses ha sido siempre una manera tradicional de conservar estos alimentos aprovechando la gran cantidad de horas de sol que tenemos en Almería al lo largo de todo el año. Pero como decimos, hoy en día, hay diferentes versiones. Hay quien la hace con estos ingredientes asados o quien los prefiere simplemente troceados y añadidos en crudo. Como tipo de ensalada que es, lleva también aceitunas verdes o negras o ambas a la vez, ajos, aceite y sal. Hay quien le echa cebolletas picadas.

 

7. Olla de trigo

Uno de los platos más extendidos por la provincia y de los que mejor conserva su elaboración tradicional. La olla de trigo es un plato caliente que se come todo el año, pero antiguamente se comía principalmente en la época de la matanza del cerdo pues en este plato no pueden faltar ingredientes como la morcilla, la panceta o el magro de panceta, el codillo de jamón, el chorizo, y evidentemente el trigo. Hoy en día, el trigo ya se compra limpio y empaquetado. También lleva patatas, judías verdes o blancas, garbanzos, hinojos, nabo, calabaza y cardo según gustos. Este es uno de los platos más contundentes de la cocina almeriense.

 

8. Cuajadera de pescao

Otro plato tradicional de pescado procedente de los pueblos pesqueros de Almería especialmente de los de la zona de levante, pero muy extendido también por toda la provincia. La cuajadera de pescao es un plato sencillo de hacer ya que todos los ingredientes se ponen a la vez en una fuente y se meten en el horno a fuego medio hasta que quede todo bien tierno. Los pescados más tradicionales con el que se elabora este plato son la pintarroja o el bacalao, pero en su interpretación más moderna se hace también sustituyendo el pescado por jibia. Independientemente de la alternativa por la que optemos, la cuajadera clásica lleva pimiento, cebolla, tomate, ajos, vino blanco, azafrán, patatas, agua y aceite de oliva.

 

Estos platos son sólo una muestra de los platos tradicionales de la gastronomía almeriense. ¿Te animas con alguno? Puedes dejarnos en los comentarios tu plato tradicional favorito esté o no en esta recopilación.

 

Digitalizar carta

Te puede interesar

Vinos de Almería

9 vinos almerienses que quitan el sentío

Tetas de la Sacristana, Blue Prefer, Viña Laujar son nombres propios que se han hecho comunes a lo largo de estos años.

Los Vinos de la Tierra de Almería son reconocidos por las características peculiares de su uva criada bajo un clima de extremos, como es el caso de los Prefer que combaten bruscos cambios de temperatura en el Desierto de Tabernas.

Acerca de

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.