Curiosidades, Recomendaciones

12 consejos para cuando te mudes a Almería

Mudarse de ciudad no es tarea sencilla. Uno llega de nuevas a una ciudad que no conoce y cual no ha pisado en su vida, con muchas esperanzas e ilusiones que pueden verse truncadas si no se cumplen; o si las expectativas que se tenían en mente se transforman en otra cosa bien distinta y contraria a lo que nos habían contado.

Por eso, mudarse de ciudad es un asunto tan importante que debes tratar en profundidad. Por lo tanto busca información relevante y sobre todo, hazte con los consejos de quienes ya son expertos, es decir, de los propios autóctonos. Así pues, si tu elección ha sido la bonita y acogedora ciudad de Almería, coge lápiz y papel y anota todos y cada uno de estos consejos.

¡Seguro que te irá tan bien que no querrás mudarte nunca más!

1. Olvídate del abrigo por un tiempo.

Almería es una de las ciudades más soleadas de Europa, de escasas lluvias y con casi 3000 horas de media de sol y más de 100 días al año completamente despejados. La temperatura media anual es de 19 grados centígrados y las precipitaciones de media son inferiores a los 200mm. Con esto ya te lo estamos diciendo todo. Aquí frío, lo que se dice frío, poco vas a pasar. Siendo este uno de los motivos más interesantes por los que los foráneos escogen Almería para vivir. Esto no quiere decir que no llueva nunca y que no haga frío. Todo dependerá de como se dé el año. Pero por lo general, los días son cálidos y sol luce por doquier.

Sol Almería

2. Escoge el viento que más se ajuste a tus gustos y preferencias.

Todo hay que decirlo, en Almería también sopla bastante el viento a lo largo de todo el año. Además, nunca sabes por donde te va a llegar, ya que lo mismo amanece con un levantazo que acaba el día con un ponientazo (levantazo y ponientazo es nuestra manera de definir el viento de levante, del Este, y de poniente, del Oeste), o te viene por el Sur trayendo consigo arena del Sáhara o te puede venir del norte algo más fresquito. De esta manera, los días de viento son todo incógnitas y desconcierto. Pero, ¡no te preocupes!, te acostumbrarás a ello en un abrir y cerrar de ojos, o en un abrir y cerrar de ventanas, según el día. Así que, cuando ya conozcas los diferentes tipos de vientos, todo será cuestión de elegir una actividad u otra en función de la dirección del aire. ¿Cómo? Pues por ejemplo: si quieres ir a la playa y sopla levante, mejor coge dirección Cabo de Gata, y si es poniente, mejor hacia las playas de la capital, las de Aguadulce o las de Roquetas.

3. Mejor muévete a pie.

Sobre todo por la capital. Almería es una ciudad bastante pequeñita y cada vez hay más coches que dificultan el moverse por una ciudad en donde todo está a mano, y donde todo es zonal azul para aparcar, y además, nuestro transporte público no es que sea una gran ventaja. Así, lo mejor es que aproveches la cercanía de todo moviéndote a pie, además ya no solo harás ejercicio, si no también te servirá para conocer todo el casco histórico y alrededores. Seguro que te sorprende más de lo que esperas.

Almería Ciudad

4. No te pierdas…

Al hilo del punto anterior, debes conocer nuestra Catedral-Fortaleza, nuestra Alcazaba y Murallas del Cerro de San Cristóbal del periodo Andalusí, nuestra Plaza Vieja y su mítico monumento a “Los Coloraos”, nuestro Cable Inglés, nuestra antigua estación de tren, nuestro parque Nicolás Salmerón, nuestro Paseo de Almería y su Puerta Purchena, etc. Y todo sin tener que salir de la capital.

Catedral Almería

5. Conoce las 4 Calles que no son 4.

Ya que estás por el centro, tampoco puedes perderte, dentro del casco, la zona de las 4 Calles. Y ¿qué es esto? Pues una zona llena de bares de tapas, algunos de ellos cien por cien vanguardistas y otros tantos clásicos con mucha solera, y de pubs en donde podrás degustar de nuestro famoso tapeo, en donde la bebida y la tapa van incluidos en el mismo precio, y en donde podrás disfrutar tomando una copa dentro de una gran variedad de ambientes distintos según te muevas y según prefieras.

6. Prueba nuestras tapas.

Es casi obligatorio que pruebes nuestra gastronomía y que compruebes por ti mismo nuestra cultura de la tapa. Como te decíamos en el punto anterior, por el centro hay gran variedad de bares, pero igualmente vayas a donde vayas, en cualquier bar de toda la provincia no debes perderte nuestras clásicas tapas de tabernero, enfritá, migas, carne con tomate, caracoles, lomo o conejo al ajillo, etc. ¡Y nuestros chérigans! De atún, melva, lomo Sajonia, de rulo de cabra, etc. Además este año Almería es candidata a Capital Gastronómica 2019, por algo será.

7. ¡Y nuestros platos tradicionales!

Y es que en Almería no todo es tapeo. También tenemos platos tradicionales, por supuesto, muy ricos y variados para todos los gustos y paladares. Así, no debes perderte ya sea en un bar o en casa de la abuela de tu vecino ollas y guisos como los gurullos con conejo, la olla de trigo, el caldo de pimentón, las gachas, las patatas en ajopollo (que no llevan pollo), o nuestras famosas migas de sémola que generalmente solo se hacen los días de lluvia o los días muy nublados, una tradición muy curiosa que seguro te sorprenderá.

Gurullos cocina Almería

8. Beber americanos hará que te integres mejor.

El americano es una bebida muy típica almeriense a medio camino entre un café y una especie de cóctel que se toma caliente (también hay la posibilidad de pedirlos fríos), de color rosa y con canela y cáscara de limón. Como ves, una bebida muy rara, pero muy rica y cuya elaboración es un secreto de quienes la llevan sirviendo hace ya unas cuantas décadas en el mítico Kiosco Amalia. ¿Te lo vas a perder?

Americano Almería

9. No te olvides de nuestras playas.

Si hay una cosa por la es muy conocida nuestra tierra, es por sus playas. Desde levante hasta poniente tenemos más de 200 kilómetros de costa cuyas playas bien merece la pena que conozcas; algunas de ellas con la peculiaridad de ser de origen y arena volcánica. ¿Quieres algunos nombres de las más conocidas? Cala de los Cocedores en Pulpí, el Playazo de Vera (esta playa es todo un referente del nudismo a nivel europeo), Playa del Castillo Macenas en Mojácar, Playa de los Muertos en Carboneras (mejor playa de España por tres años consecutivos), Cala de San Pedro, Cala Rajá, Playa de los Genoveses, Playa de Mónsul, Playa del Arco o los Escullos y Cala Arena, todas ellas en el Parque Natural de Cabo de Gata Níjar, Playa del Zapillo en la capital, Playa de las Salinas en Roquetas de Mar, y Playa de Punta Entinas en El Ejido.

Cabo de Gata

10. Conoce nuestro desierto. No es una opción.

Otra opción de obligado cumplimiento es que visites nuestro Desierto de Tabernas. Almería sin su desierto está incompleta y todo almeriense sin conocerlo es imperdonable. Es algo por lo que también es muy conocida nuestra provincia ya que se trata del único desierto declarado como tal en Europa. Por no decir también, que es la meca del cine del Spaghetti Western denominado también en la década de los 60 y 70 como el Hollywood Europeo. Así que prepárate que aquí no solo vas a encontrar lagartos y culebras entre matorrales y arena, pues puede que te encuentres también algún que otro pistolero si buscas bien.

desierto de tabernas

11. La Alpujarra almeriense te gustará.

Y es que Almería es todo diversidad porque si es famosa por sus playas y por su desierto, debes de saber también que tenemos alta montaña más al interior. En concreto en el Parque Nacional de Sierra Nevada por la vertiente almeriense. Por eso debes conocer también este entorno tan peculiar, pues se trata de una región compuesta por un conjunto de pueblos anclados a valles y barrancos heredados de los moriscos quienes les dieron vida y forma. ¿Y qué verás? Pues… pueblos con calles estrechas y empinadas de casas blancas encaladas con macetas y flores en todas sus ventanas y puertas; restos arqueológicos muchos de ellos hoy día todavía en uso como por ejemplo acequias musulmanas para el riego; aquí también verás desde iglesias de estilo mudéjar hasta casas de la alta burguesía con arquitectura popular del siglo XIX – XX. Y por su puesto, no olvides probar su rica y variada gastronomía compuesta por asados y guisos de carnes de caza, su clásico plato alpujarreño o dulces como el pan de higo, los soplillos y hasta mantecados. ¡Ahh! ¡El vino de esta tierra también es obligatorio que lo pruebes!

12. Ve a la feria sí o sí.

Seguramente que al escuchar la palabra feria y viniendo de una provincia de Andalucía, a la mente te vienen carros de caballos y rebujitos en mano, todos vestidos de flamenco y tocando las palmas. Pero no, nuestra feria de Almería es bien distinta y aquí unas cuantas razones:

  • La feria de medio día se hace en el centro en donde los bares de tapas abren sus puertas a los miles de visitantes que inundan las calles durante esos días.
  • Durante el día hay diferentes actividades como exposiciones, bailes regionales, teatro, actividades deportivas, actos en honor a la patrona, visitas guiadas, concursos gastronómicos…
  • Por la noche más de lo mismo, además de las clásicas casetas de feria de entrada libre, aquí no se estila las peñas, ni las hermandades, ni cosas por el estilo, hay conciertos y festivales de música para todos los gustos.
Feria de Almería

Esperamos que hayas tomado nota de todos estos consejos, pero si aún sigues teniendo dudas pregúntanos lo que quieras que estaremos encantados de ayudarte además de ojear nuestra web que seguro te servirá para más información.

Si has llegado hasta aquí síguenos en:

12 consejos para cuando te mudes a Almería
5 (100%) 10 votes

Acerca del Autor

Entradas relacionadas

2 Comments

  • Sheila Manzano 11 octubre, 2018 en 10:11 pm

    Estar fuera de nuestra tierra y leer algo así solo hace que la nostalgia, y sobre todo, el orgullo de pertenecer a ella aumenten. ¡Magnífico artículo!

  • Bato 14 octubre, 2018 en 1:05 pm

    Comienzas a valorar Almería cuando sales por ahí fuera, sin lugar a dudas un lugar genial para los que quieren calidad de vida.

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.